1. Ante el peligro de perder un sobrinito recién nacido invoqué la intercesión de Madre 
Dominga Guzmán. El bebé nació por cesárea en unas condiciones muy peligrosas. Ya 
estaba en peligro de muerte porque se le había pasado el tiempo de nacer. Realizan la 
cesárea, está 8 minutos casi sin respirar, lo entuban, aconsejan que lo bauticen porque el 
bebé solo va a durar unas horas y si se salva quedaría vegetal. 
 En el sufrimiento y apuro me vino a la mente: Madre Dominga puede ayudar y le dije así: 
“Madre Dominga, por el amor que siempre le has tenido a la familia y más aún a los 
niños, pídele ese milagro a Nuestro Señor Jesucristo, que si se lo pides El “proveerá” 
como era tu frase favorita. El milagro no se hizo esperar. Nació sábado por la mañana y 
por la noche comenzó a mover sus manitas y piernitas. Al otro día le quitaron la 
maquinaria para respirar. Le hicieron un encefalograma y salió bien y lo dieron de alta. 
M. P., Añasco


2. Yo he conseguido muchos favores de Madre Dominga Guzmán Florit, O.P., haciendo la 
oración por su intercesión ante el Padre Celestial. Debido a todos los problemas, una 
noche sentí una gran presión en el pecho y me coloqué la estampa de Madre Dominga en 
ese lugar y al rato estaba bien. Mi sistema se ha desestabilizado y todos los achaques me 
han salido a flote, el rezo de la oración de Madre Dominga me tranquiliza y me consuela 
saber que tengo a Dios y a Madre Dominga que velan y cuidan de mi hogar y de mi. 
C.A.S., Vega Baja

Puede descargar el Boletín, Marzo 2002 desde aquí:
boletin1.pdf
File Size: 274 kb
File Type: pdf
Download File

 
1. Conocí a Madre Dominga en La cárcel por medio de una de sus religiosas. Leí sobre ella. 
La religiosa me dio La oración para pedir La intercesión de La Madre. Empecé a hacerla 
diariamente y note en ml unos cambios positivos. Oraba con más fe, tenla más interés en 
leer La Biblia y rezar el rosario diariamente. Tuve un caso en corte meses más tarde. Me 
encomendé a La Madre Dominga al entrar a la Sala 103 y el caso no prosperó. Lloré de la 
emoción. 
Gracias doy a Dios, a La intercesión de la Madre Dominga y a La religiosa que me 
presentó esta gran santa. 
J.A.M.D., Ponce 


2. Visitando La habitación y tumba de La Madre Dominga, me sentí movida a pedirle que 
intercediera por un hijo que hacia un año que estaba buscando trabajo al quedar 
desempleado pero nada conseguía. A La semana lo llamaron del Departamento del 
Trabajo y consiguió trabajo en una fábrica y ya lleva Un año trabajando. Ambos fuimos a 
La tumba de La Madre Dorninga para agradecer a Dios y a ella este favor. 
S.Q., Ponce

Nota del Editor: 

Estamos seguros que al leer estas cartas, y más adelante La sección de “Gracias Concedidas”, 
algunos lectores que conocieron a Madre Dominga personalmente podrán recordar momentos 
que vivieron en su presencia, anécdotas de su vida, muestras de su sentido de humor, de su 
sabiduría y espiritualidad. Algunos podrán recordar favores o gracias que el Señor Todopoderoso 
le concedió al invocar la intercesión de Madre Dominga a favor de algún familiar, conocido o 
hacia su propia persona. 

Quisiéramos que nos escriban todas esas experiencias para que, por medio de nuestro Boletín y esta página,  puedan ustedes compartir con todos los lectores to especial que fue esta hija predilecta dcl Señor. 

Para conseguir el boletín, Marzo 2002 puede descargarlo aquí: 
boletin1.pdf
File Size: 274 kb
File Type: pdf
Download File