1. Ante el peligro de perder un sobrinito recién nacido invoqué la intercesión de Madre 
Dominga Guzmán. El bebé nació por cesárea en unas condiciones muy peligrosas. Ya 
estaba en peligro de muerte porque se le había pasado el tiempo de nacer. Realizan la 
cesárea, está 8 minutos casi sin respirar, lo entuban, aconsejan que lo bauticen porque el 
bebé solo va a durar unas horas y si se salva quedaría vegetal. 
 En el sufrimiento y apuro me vino a la mente: Madre Dominga puede ayudar y le dije así: 
“Madre Dominga, por el amor que siempre le has tenido a la familia y más aún a los 
niños, pídele ese milagro a Nuestro Señor Jesucristo, que si se lo pides El “proveerá” 
como era tu frase favorita. El milagro no se hizo esperar. Nació sábado por la mañana y 
por la noche comenzó a mover sus manitas y piernitas. Al otro día le quitaron la 
maquinaria para respirar. Le hicieron un encefalograma y salió bien y lo dieron de alta. 
M. P., Añasco


2. Yo he conseguido muchos favores de Madre Dominga Guzmán Florit, O.P., haciendo la 
oración por su intercesión ante el Padre Celestial. Debido a todos los problemas, una 
noche sentí una gran presión en el pecho y me coloqué la estampa de Madre Dominga en 
ese lugar y al rato estaba bien. Mi sistema se ha desestabilizado y todos los achaques me 
han salido a flote, el rezo de la oración de Madre Dominga me tranquiliza y me consuela 
saber que tengo a Dios y a Madre Dominga que velan y cuidan de mi hogar y de mi. 
C.A.S., Vega Baja

Puede descargar el Boletín, Marzo 2002 desde aquí:
boletin1.pdf
File Size: 274 kb
File Type: pdf
Download File

María Rosa Collazo
8/9/2013 06:41:19 pm

En el 2005 padecí de una triste, terrible y larga enfermedad que por un tiempo prolongado no tuvo diagnóstico. Mi hermana, un día, sin proponérselo dio con el Santuario a Fátima, en Yauco, y conoció sobre M.Dominga. Sintió desde el momento inicial algo muy especial, y me trajo un librito de su vida, y una estampa con la oración para rogar por su intercesión. Desde ese día, M. Dominga estuvo, día a día, paso a paso, en mi enfermedad, la cual duró muchos meses. Se hizo presente de formas hermosas. Rezaba su oración día y noche. El 31 de mayo, mes especial de la Virgen, luego de un momento muy especial de oración, por fin, dieron tuve un diagnóstico, La forma en que el diagnóstico llegó a mí, fue inesperada y milagrosa. De ahí en adelante comenzó el camino a mi recuperación. Sané gracias a la milagrosa intercesión de M.Dominga ante nuestro Señor Jescuristo y la Virgen de Fátima. Le dedico todo lo logrado profesional y personalmente en mi vida al día de hoy. Gracias M. Dominga por tu intercesión ante la Virgen de Fátima y nuestro Señor Jesús!

Reply



Leave a Reply.